En California se produce más del 90% del vino de Estados Unidos ya que gran parte del territorio Californiano goza de condiciones ideales para la producción de vino. La lluvia abundante en invierno, dejan un largo y beneficioso ciclo de crecimiento para la vid, en su mayoría libre de hongos. Los riesgos de lluvia y humedad son escasos durante la importante temporada de vendimia y los dañinos periodos de congelamiento invernal son prácticamente nulos. El sol de California es legendario, lo cual resulta óptimo para las uvas. California cuenta con grandes áreas viticultoras de fama mundial las cuales gozan de influencias refrescantes del océano y del río. Las noches frescas, la brisa del mar además de las nieblas matutinas favorecen la maduración y ayudan a mantener la acidez de la uva.

REGIONES VITIVINÍCOLAS

Con un sistema de clasificación de regiones llamada AVA (American Viticultura Área) la diversidad de los vinos californianos refleja el inmenso abanico de estilos que se elaboran a lo largo del estado de California. Cada región representa una garantía de calidad, terruño e identidad propia.

COSTA NORTE

Montañas, bahías, ensenadas, ríos y el Océano Pacífico se combinan para dar a la Costa Norte un clima inigualable con gran potencial de vino de terruño. El océano, la bahía de San Francisco y la bahía adyacente de San Pablo trabajan juntos para crear el increíble fenómeno de días cálidos y noches frescas. Sin duda, los viñedos obtienen el sol que necesitan, pero luego disfrutan de un período nocturno de descanso y regeneración. Las uvas de clima fresco como Pinot Noir y Chardonnay prosperan, mientras que las áreas más cálidas permiten que las uvas de mayor potencia como Cabernet Sauvignon, Zinfandel y Syrah también se desarrollen.

 

La niebla creada por estas vías fluviales es un benefactor clave para la uva. Las uvas producen buen nivel de  azúcar bajo el cálido sol del día, pero la niebla de la tarde llega a enfriar la vid, ralentizando o deteniendo el proceso de fotosíntesis. Por lo tanto, las temperaturas frescas de la noche le proporcionan a la uva más tiempo de maduración. Al igual que una salsa de cocción lenta, la maduración lenta asegura el máximo desarrollo y complejidad del sabor y aromas, al mismo tiempo que conserva excelentes niveles de acidez.

NAPA

Una de las regiones vitivinícolas más famosas a nivel mundial, aquí se encuentran algunas de las más importantes denominaciones de vinos en Estados Unidos. Más de 400 bodegas operan en esta bella región con más de 1000 marcas registradas. La uva Cabernet Sauvignon es característica de esta región. Aunque Napa abarca casi el 10% de la extensión de vino de California, produce apenas el 4% de volumen de vino.
Napa está separado de la influencia directa del Océano Pacífico por Sonoma. El río Napa fluye desde el norte para desembocar en la Bahía de San Pablo, una extensión de la Bahía de San Francisco, en el sur. Las lomas de las montañas Vaca y Mayacamas flanquean a ambos lados del río. El sur de Napa se beneficia del aire fresco de la bahía y allí se produce Chardonnay y Pinot Noir de clima frío, vinos tranquilos y espumosos.
A lo largo del valle, cuanto más se va al norte, más caliente será la temperatura (menor influencia del agua), el clima cambia. Aquí, de sur a norte, las sub regiones producen sus famosos “Napa Cabs”.

SONOMA

El Océano Pacífico, la Bahía de San Pablo y el Russian River contribuyen a la diversidad brindando una rica variedad de condiciones geológicas y de suelo, con muchos relieves y cadenas montañosas que hacen de Sonoma un lugar fascinante. Sonoma comparte el clima frío de la región de Carneros con Napa, adyacente a la Bahía de San Pablo, al sur. Justo encima de Carneros se encuentra el valle de Sonoma. El aire fresco también entra a Sonoma por medio de los relieves montañosos a lo largo de la costa del Pacífico, en particular por el desfiladero donde fluye el Russian River hacia el océano. A lo largo de este río se producen las mejores uvas de clima frío. Chardonnay representa el 80% de los vinos blancos de Sonoma, y así la uva Pinot Noir, es la variedad con mayor adaptación para la producción de vino. El centro y norte central de Sonoma brindan climas más cálidos, templados por el las temperaturas bajas del océano, clima ideal para un excelente Zinfandel y Chardonnay.

COSTA CENTRAL

Debido a la influencia del Océano Pacífico e inusual estructura de las bahías y ensenadas de la zona, muchos de los lagos de la Bahía de San Francisco y de la Costa Central presentan climas más fríos que las regiones  al norte. El clima es complicado en esta región, pero una buena regla general es que cuanto más al este y tierra adentro se encuentra, más caliente será su temperatura promedio.

 

La corriente japonesa trae consigo agua fría a la costa del Pacífico desde Alaska. Los vientos se combinan con la corriente para crear nieblas refrescantes que tienden a emigrar hacia el este hasta las montañas. Como en otras partes, los valles son más fríos que las lomas en sus flancos. La variedad climática de esta gran región permite casi todo tipo de variedades y estilos de vino.

CALIFORNIA SUR

Fue aquí donde comenzó la La vinificación de California entre los misioneros españoles hace más de 200 años; debido al crecimiento de las áreas urbanas y suburbanas, los tres condados de la costa sur de Los Ángeles, Riverside y San Diego tienen que lidiar con el calor intenso y la propia urbanización. Los viñedos más exitosos de la zona se encuentran en el condado de Riverside, que se beneficia de las brisas del Pacífico permitidas por las depresiones de las Montañas Costeras y se especializa en las uvas Chardonnay, Sauvignon Blanc, Merlot, Cabernet Sauvignon, Syrah y Zinfandel. Por otro lado el condado de Los Ángeles produce Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Chardonnay. San Diego incluye el Valle de San Pascual, produciendo Merlot, Sangiovese, Syrah y Viognier bajo intensa presión urbana.

VALLE CENTRAL

El tramo de 500 millas de clima cálido del Valle Central que abarca desde el norte de Sacramento hasta el sur de Bakersfield, se constituye en una de las zonas agrícolas más ricas de los Estados Unidos. Entre la multiplicidad de otros cultivos, más de la mitad de los viñedos en California producen uvas para vino de consumo. Las principales variedades de uva para vinificación incluyen Chenin Blanc, Colombard francés, Muscat, Chardonnay, Zinfandel, Cabernet Sauvignon y Merlot. En el área delta de Sacramento, una serie de regiones de vino fino han florecido recientemente, aprovechando las brisas frescas que alivian las altas temperaturas durante el día y dan a las vides la oportunidad de descansar por la noche. Algunas incluyen: Lodi, conocido por su vieja cepa Zinfandel; Clarksburg, que abarca los condados de Sacramento, Yolo y Solano; River Junction, al oeste de Modesto, especialista en Chardonnay; Tracy Hills, en su mayoría produce variedades de Bordeaux y Salado Creek, productor de Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc, Syrah y Viognier

SIERRA FOOTHILLS

El epicentro de la Fiebre del Oro, los inmigrantes que buscaban fortuna en las minas dejaron sus viñas en el suelo. Esta gran zona fue revitalizada por estudiantes de UC Davis, logrando hoy en día una  región vibrante que representa una excelente opción para el enoturismo. En esta región se encuentran más de 200 hectáreas de Zinfandel en las cuales hay vides plantadas de hasta 60 años de edad seguida de la variedad Misión y otras uvas provenientes del Ródano como Grenache, Syrah y Mourvèdre.