Un estilo muy especial de vinos alrededor del mundo y por supuesto también en California. Este tipo de vinos se obtienen mediante un proceso en el cual se concentran los gases liberados en el proceso de fermentación, las refrescantes burbujas de estos vinos pueden ser inducidas mediante un método llamado “Charmat” o bien producidas naturalmente mediante una segunda fermentación concentrando el CO2 liberado dentro de la botella; a este proceso se le llama “Método tradicional”. Existe además una tercera forma de hacer vino espumoso, la carbonatación o “Método Transfer” que consiste en añadir dióxido de carbono al vino. En el pasado la carbonatación estaba estrechamente asociada a vinos más fáciles de beber y mucho más accesibles de precio pero hoy esto ya no es necesariamente así. Ahora bien, para entender este tipo de vinos es necesario decir que no importando su método, todos estos estilos comienzan siendo vinos tranquilos como base para su elaboración; estos generalmente son bajos de alcohol, ya que durante el proceso este aumentará de 1 a 2 grados C. aproximadamente.